Estirar el paracaídas sujetándolo por la cúpula y la base, tirando de los suspentes.

Ir pasando los paneles uno a uno hasta llegar al número 1.

Con la mano derecha sujetar la mitad de los paneles y colocar el paracaídas plano(según la talla tendrá 16, 18 o 20 paneles).

Comprobar que el número de paneles es idéntico en ambos lados.


Separar los suspentes en dos grupos.
Desenredarlos comprobando que van directamente del elevador al panel sin pasar alrededor de ningún otro suspente.

Meter hacia el interior la cúpula tirando del elevador y comprobando que cada suspente tenga la misma tensión.

 


Empuñar los suspentes, dándoles una vuelta en la mano.

Dejar caer a la izquierda los paneles de la derecha (a).
Volver a pasarlos uno a uno a la derecha alineándolos perfectamente (b).
Repetir la operación con los paneles de la izquierda.

Dejar caer a la izquierda los paneles de la derecha (a).
Volver a pasarlos uno a uno a la derecha alineándolos perfectamente (b).
Repetir la operación con los paneles de la izquierda.


Plegar en dos la última parte deslizándola debajo de la parte ya plegada, para formar un doble S.

Doblarlo en acordeón, teniendo en cuenta que cada pliegue debe tener la medida del contenedor.

Colocar el contenedor sobre el paracaídas.
La guía debe ir del lado opuesto al de los suspentes.
Dar la vuelta al conjunto.

Cerrar tres solapas del contenedor con la goma de cierre.
Enrollar en zig zag los suspentes, poniendo una goma en cada extremidad.

Dejar 1,5 mts. de suspentaje fuera del contenedor.